Rejuvenecimiento facial un tema de interés para todos

Ser joven por siempre ha sido el deseo incansable del ser humano. Esta búsqueda en la antigüedad produjo más muertes que jóvenes longevos. Fue tanta la obsesión de nuestros antiguos alquimistas por descubrir la fuente de la eterna juventud y el elixir de la vida eterna, que gracias a el Español Juan Ponce De León descubrió La Florida cuando organizó una expedición que viajo desde Puerto Rico, por todo el mar Caribe en búsqueda de la tan anhelada fuente. El mismo objetivo llevó a un grupo de dos mil chinos (mil mujeres y mil hombres) a descubrir poblar la isla que hoy conocemos como Japón.

La buena noticia es que cada día estamos más cerca de conseguir este objetivo. La Alquimia ha quedado atrás y hoy cantarnos con todo un arsenal farmacológico y de aparatología de última generación, para prolongar nuestro aspecto joven, producir bienestar físico y mental mejorando nuestra calidad de vida, en forma segura.

Cuando decidimos someternos a tratamientos Antienvejecimiento, es importante que éstos tengan un enfoque multidisciplinario y sean dirigidos y ejecutados por médicos especialistas en Dermatología, expertos en Terapias Anti envejecimiento, con el acompañamiento de otros especialistas, como Cirujanos Plásticos, Endocrinólogos, Odontólogos, Nutricionistas, Internistas, entre otros.

El envejecimiento se clasifica en dos grandes categorías:

Foto envejecimiento o envejecimiento extrínseco: Es el producido por la exposición a la luz solar o radiación ultravioleta. La radiación ultravioleta A (UVA), es responsable del bronceado, arrugas y otros signos de envejecimiento prematuro mientras que la radiación ultravioleta B (UVB), causa quemaduras solares y cáncer de piel.

Como envejecimiento o envejecimiento intrínseco: Es aquel producido por el paso del tiempo, que disminuye la capacidad de renovación de nuestras células, a todo nivel, con el consiguiente deterioro y envejecimiento.

Otros factores a tener en cuenta cuando se habla envejecimiento son:

Factores Genéticos: a los que se le atribuye el 25% del proceso de envejecimiento.

Factures Raciales: pieles blancas tienden a arrugarse desde temprana edad y son más susceptibles a dañarse con la exposición al sol, mientras que las negras son mucho más resistentes a estos factores.

Factores Ambientales: El estrés, tabaco, alcohol, la mala alimentación, el adelgazamiento excesivo, el uso de drogas, van dejando huellas, como flacidez, manchas, arrugas, líneas de expresión, pérdida de turgencia y luminosidad de la piel.

La buena noticia es que todos estos signos de deterioro tienen solución y los resultados son sorprendentes. El éxito de ello está en dar el tratamiento adecuado, aplicando la tecnología indicada según el caso del paciente.

Los tratamientos son individuales teniendo en cuenta la edad del paciente, raza, hábitos, enfermedades, ingesta de medicamentos y de acuerdo a todo lo anterior se hará un plan terapéutico.

Una de las técnicas más usadas para producir rejuvenecimiento es la tecnología láser. Contamos con diversos tipos de ellos, CO2, ERBIUM DIODO, COLORANTE PULSADO, ALEJANDRITA, NEODIMIO y distintos tipos de radiofrecuencia y luz pulsada intensa. La aplicación de diferentes tipos de energía electromagnética, producen un calentamiento dérmico profundo que estimula la producción de colágeno y elastina y por ende, induce rejuvenecimiento cutáneo. El fundamento de todas estas tecnologías es siempre el mismo, calentar las capas profundas de la piel y estimular síntesis de colágeno.

Para completar arsenal terapéutico están disponibles distintos tipos de Toxina Botulínica (Botox, Magnion, Dysport) que se aplican en el tercio superior del rostro, actúan produciendo relajación muscular con la consiguiente eliminación de líneas de frente, entre cejo, y parpados. Además contamos con una variedad importante de diversas clases de Ácido Hialurónico con distintas densidades que nos permiten corregir arrugas, líneas de expresión, cicatrices, dar volumen y forma a los labios, resaltar pómulos, eliminar ojeras, mejorar contorno facial, arrugas de cuello y mejorar el aspecto de las manos.
Los láser y los distintos dispositivos de energía electro-mencionados anteriormente, ayudan a minimizar cicatrices, estrías, celulitis, pigmentaciones, vellos y muchos otros tipos de defectos de rostro o cuerpo.

Como vemos al combinar las diferentes tecnologías con farmacología y la experiencia de un experto en terapias antienvejecimiento, obtendremos un seguro y efectivo rejuvenecimiento facial y corporal, tópico que interesa a hombres y mujeres de la misma forma, pues tener una buena apariencia no es cuestión de géneros sino de salud y bienestar


Fuente: Revista Megacentro